Pueblos Mgicos de Mexico

Llegan las Catrinas y la Fiesta de las 聲imas al parador tur疄tico de Sangre de Cristo






Llegan las Catrinas y la Fiesta de las 聲imas al parador tur疄tico de Sangre de Cristo
Comentarios Playas Mexico Comentarios de viajeros en playas mexico Version imprimir pueblos mexico

Los atractivos aumentan en el Parador Tur疄tico Juan Pablo II en la comunidad Sangre de Cristo con la apertura del Museo de Catrinas y Fiesta de las 聲imas donde se vive la tradici鏮 de celebrar la vida y la muerte.

El corte del list鏮 inaugural se realiz el d燰 de ayer 1 de noviembre por los propios visitantes encabezados por Omar Murillo N鎑z, director General de Desarrollo Tur疄tico de la Secretar燰 de Turismo del Estado de Guanajuato, quien dijo que en este lugar se encuentran la tradici鏮 y el rito con elementos que dan cuenta del car塶ter ceremonial de c鏔o se concibe la celebraci鏮 de la muerte en M憖ico, adem嫳 de ver al personaje de Jos Guadalupe Posada, inmortalizado por el muralista guanajuatense Diego Rivera.

La Catrina

La Catrina es una de las representaciones m嫳 populares de la cultura mexicana, pero esta imagen no representa tributo alguno dentro del ceremonial de la espera en el d燰 de muertos, sin embargo, forma parte fundamental de la cultura mexicana y su manera de jactarse de la muerte.

En el recinto se exponen diversas im墔enes representativas de la muerte en diversos materiales; casi todas de una suma elegancia que enaltecen a la huesuda como la feminidad m嫳 bella y atractiva que hoy conocemos como La Catrina.

Fue el ilustrador Jos Guadalupe posada, quien plasm en un grabado sobre metal a la originalmente llamada la calavera garbancera, para representar a qui幯es eran conocidos precisamente como garbanceros, es decir, aquellas personas que ten燰n sangre ind璲ena pero pretend燰n ser europeos renegando de sus ra獳es y de su cultura; era una cr癃ica hac燰 muchos mexicanos de la 廧oca que quer燰n aparentar un estilo de vida europeo. El legado de Posada fueron la pareja de El Catr璯 y La Catrina Garbancera. A隳s despu廥, fue el muralista mexicano Diego Rivera quien le dio su atuendo caracter疄tico y le incluy una estola de plumas al plasmarla en su mural Sue隳 de una tarde dominical en la Alameda Central, en 1947, donde Rivera retrata a una elegante calavera como acompa鎙nte al brazo de su creador, y as, la llam Catrina nombre con el que se populariz posteriormente convirti幯dola en un personaje muy mexicano que adopta formas curiosas y vestimentas que la hacen lucir con una belleza mortal.

El D燰 de Muertos

Esa tradici鏮 nace en tiempo prehisp嫕ico para celebrar la continuaci鏮 de la vida abriendo la posibilidad de reencontrar a los seres queridos despu廥 de la muerte; la espera y la ausencia encuentran un regocijo en el festejo, durante el d燰 de muertos, dedicado a la memoria de los que ya no est嫕. La fiesta convoca a los fieles a visitar panteones y casas donde se hace la espera, altares y tumbas se adornan con elementos significativos como flores de cempaschil, velas, fruta y pan entre otras cosas, se llevan ofrendas, se escuchan rezos y cantos, hay ambiente de fiesta y al mismo tiempo, de profundo orden ceremonial.

La vida convive con la muerte es el punto central del elaborado ritual y esto se comparte con la familia esperando juntos a los que regresan la tristeza se convierte en Esperanza la nostalgia se deja a un lado Cuando por una noche las almas vuelven para recordarnos la fragilidad de lo Terrenal

El mito

El mito nos expresa que las 嫕imas viven en un lugar ordinario donde siguen desempe鎙ndo el oficio que por tradici鏮 reconocen como suyo: trabajan, caminan, comen, duermen, se cansan, se enojan y tambi幯 hacen fiesta nuestros antepasados, y hasta se dice que las 嫕imas requieren de nuestra ayuda para cubrir ciertas necesidades y en esta fecha del a隳 se les acercan herramientas, gustos, comida, ropa, pasatiempos y juguetes, si son ni隳s, y todo cuanto agrade al ausente en el altar decorado en su honor.

El ritual

El ritual comienza la noche del 31 de octubre cuando regresan los angelitos, es decir, las 嫕imas de los ni隳s y ni鎙s, de todos aquellos que fallecieron sin haber contra獮o matrimonio, y a partir de la medianoche del primero de noviembre es el turno de recibir las 嫕imas de los mayores. La naturaleza tambi幯 colabora y con su propio lenguaje refuerza el discurso del mito, pues a finales de octubre, peque鎙s mariposas blancas empiezan a revolotear por las orillas de las veredas. 、o las espanten! son las 嫕imas que ya est嫕 llegando, dice el abuelo. En los traspatios ya han dado fruto los chayotes, las calabazas y la flor de cempaschil, que destaca entre todas las flores por su color, el ma瞵 est casi listo para cosecharse y todos estos elementos estar嫕 presentes en ese lugar especial que se prepara para hacer la fiesta y recibir a las 嫕imas pues ser嫕 ellas quienes disfrutar嫕, tambi幯, de los primeros frutos de la cosecha.

El altar

En el museo hay una sala con un altar de gran tama隳 elaborado a la usanza tradicional por artesanos mexicanos, en un espacio que representa la conexi鏮 entre la vida y la muerte, y se honra a los seres queridos que se han ido; contiene los elementos que permitir嫕 que las 嫕imas vuelven a la Tierra en este d燰 de fiesta, los arcos, las flores, las velas, el pan, el papel picado, la sal, el agua y el copal, son colocados para recibir a los muertos que regresan a convivir con nosotros en este momento tan especial. Pero tambi幯 est el altar de las 嫕imas que nadie espera, y los pueblos preparan altares comunitarios para que no regresen tristes aquellos difuntos que no fueron recordados. Son mitos de los abuelos que se van contando a chicos y grandes para que conozcan la importancia de conservar la tradici鏮 del d燰 de muertos.

Conservar las tradiciones como la celebraci鏮 de los muertos, nos da oportunidad de reencontrarnos con el pasado y de reconocer la gran fuerza de nuestros ancestros, sus creencias, su concepci鏮 sobre los ciclos de la tierra, de la naturaleza y el respeto a lo sagrado, porque son ideas que hoy forman parte de nuestras costumbres, de nuestra historia y de nuestra cultura que nos llena de orgullo y nos represente en todo el mundo.

La Organizaci鏮 de las Naciones Unidas para la Educaci鏮, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), contempla este festejo en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y la define como una de las representaciones m嫳 relevantes del patrimonio vivo de M憖ico y del mundo, y como una de las expresiones m嫳 antiguas y de mayor fuerza entre los grupos ind璲enas del Pa疄, y busca promover su conservaci鏮 mediante el acercamiento informado y respetuoso a estas manifestaciones que tienen un gran valor por su dimensi鏮 est彋ica y cultural.



Art獳ulos relacionados con Llegan las Catrinas y la Fiesta de las 聲imas al parador tur疄tico de Sangre de Cristo











Los mejores Pueblos Magicos de Mexico

Bernal | Tepoztlan | Cholula | Taxco | Real de Catorce | Tapalpa | Real del Monte | Cuetzalan | Tepotzotlan | Coatepec | Zacatlan | Ver mas...
 

Siguenos en

Mapa del sitio | Contáctenos | Anunciate | Aviso de Privacidad
Todos los derechos resevados © Pueblosmexico.com.mx | Powered by: Agencia W Paginas Web Aliger Software