Pueblos Mgicos de Mexico

Pueblos Magicos de Puebla






Pueblos Magicos de Puebla
Comentarios Playas Mexico Comentarios de viajeros en playas mexico Version imprimir pueblos mexico

Lo que más caracteriza a los llamados Pueblos Mágicos de México, es decir, comunidades que cuentan con una notable valía cultural, lo que motiva que sean tan interesantes y que los viajeros nacionales y foráneos quieran conocerlos, son sus costumbres, tradiciones y el estilo de vida que tiene su gente. Esto es algo que se hace patente, más aún en lo que se refiere a entidades como Puebla, que cuenta con numerosos aspectos de interés, ya sea por su naturaleza, sus antecedentes históricos, sus tesoros artísticos y la calidez de su gente.

“Pueblos Mágicos” es un programa de fomento y promoción turística creado por las autoridades federales coadyuvados por distintas entidades gubernamentales, así como también estatales y municipales. Por lo que se refiere al Estado de Puebla cuenta con varios de los llamados Pueblos Mágicos, algunos de los cuales son de los más exitosos en la actualidad del mapa turístico mexicano. Los Pueblos Mágicos del Estado de Puebla son: Atlixco, Huauchinango, Cholula, Chignahuapan, Zacatlán, Xicotepec, Pahuatlán, Cuetzalan y Tlatlauquitepec. Vamos a comentar en lo que sigue valiosa información acerca de ellos.

Atlixco

Es un municipio famoso por contar con uno de los mejores climas del orbe, el cual es cálido durante casi todo el año. Se localiza a casi 40 minutos de la capital poblana, en las cercanías del volcán Popocatépetl. Tiene varios balnearios destacados y zonas para el esparcimiento, bellos paisajes y campos de flores, lo cual hace que sea muy visitado para fines turísticos, especialmente los fines de semana. Los jardines con los que cuenta Atlixco son parte esencial de su atractivo- sitios como los viveros de Cabrera son realmente imperdibles por su hechizo silvestre-, además cuenta con una interesante oferta de hospedaje. En Atlixco pueden hallarse desde gratos hoteles boutique de cinco estrellas, hasta excelentes posadas para tener el mejor descanso.

Por otra parte Atlixco cuenta con un excelente corredor gastronómico, sitios para la relajación como el Centro Vacacional Metepec, un centro histórico con un zócalo arbolado donde disfrutar de apacibles momentos y una de las construcciones sacras más emblemáticas de la región: la Capilla de San Miguel Arcángel.

Huauchinango

Huauchinango es un municipio poblano ubicado en el corazón de la Sierra Norte Poblana. Cuenta con una altura de 2 mil 300 metros sobre el nivel del mar, entre una sierra bastante escabrosa, cascadas, saltos de agua y hondas depresiones, especialmente en el área próxima a las presas de Tenango y Necaxa. El nombre de Tenango puede interpretarse en náhuatl como “entre la muralla de los árboles”.

El río Necaxa se ubica al sur de este Pueblo Mágico y brota con el nombre de Totolapa. Se extiende por entre ásperas montañas, cruzando el municipio del suroeste al noroeste. Esta atractiva corriente pasa por profundas barrancas dejando a su paso cascadas con Salto Chico y Salto Grande de gran interés ecoturístico y que son aprovechadas para generar energía eléctrica. Son atractivos imperdibles de Huauchinango su gastronomía típica, sus creaciones artesanales y sus anécdotas históricas.

Cuetzalan

Destaca en la geografía poblana por su hermosura natural, es el místico territorio donde los hombres se convierten en pájaros y vuelan. Cuetzalan es el pueblo donde los negritos, quetzales y enmascarados pájaros sostienen una jubilosa danza que atrae la atención de los viajeros llegados de todas partes del mundo. En las proximidades de este municipio de la Sierra Norte se localiza el yacimiento arqueológico de Yohualichan, mismo que cuenta con numerosas estructuras de enorme valía histórica, arquitectónica y antropológica.

Cuetzalan se encuentra en las faldas de una montaña, entre vastos valles repletos de terrazas, zonas selváticas de helechos gigantes donde de acuerdo al folclor local habitan criaturas de leyenda, paradisíacas cascadas, grutas que llevan a hechizantes cascadas y pozas de agua sorprendentemente cristalina. Los visitantes tienen la oportunidad en Cuetzalan de caminar por empedradas calles, admirar señoriales casas de muros blancos y techos de tejas rojas y de recorrer el infaltable tianguis dominical en donde lo mismo se pueden adquirir bellas artesanías que degustar ricos antojitos regionales.

Les invitamos a visitar este Pueblo Mágico de Puebla para admirar la famosa iglesia de Los Jarritos, saborear un café único en el mundo y convivir con los lugareños, caracterizados por su cordial hospitalidad.

El Estado de Puebla es sumamente atractivo en términos turísticos por muchas razones distintas, pero especialmente por lo que se refiere a sus numerosos Pueblos Mágicos. Teniendo actualmente nueve de ellos, hay algunos que sobresalen por su fascinante oferta de atracciones, tanto en lo que se refiere a sus lugares silvestres como a sus tesoros históricos o artísticos. En lo que sigue les comentaremos algunos de los aspectos más interesantes por conocer en los Pueblos Mágicos poblanos de Zacatlán, Chignahuapan y Pahuatlán.

Zacatlán

Estamos ante un municipio enclavado entre altas sierras, bosques neblinosos, vastos y fértiles campos, valles extensos y abundantes árboles frutales. Las rocas ubicadas en estas elevaciones geológicas parecen desafiar a la propia ley de la gravedad. Zacatlán es un Pueblo Mágico bello como pocos, sin oropeles innecesarios, sino con un puro, sencillo y libre atractivo que cautiva a sus muchos visitantes.

Es interesante conocerlo por su gran tradición relojera y precisamente en su plaza central se ubica un reloj floral de grandes dimensiones y en la fachada del centenario hay vistosos autómatas. Por las noches Zacatlán se ve cubierto por la niebla, lo cual aumenta el encanto del lugar, además, en las veladas de fiesta la gran plaza se llena de algarabía con fuegos artificiales, danzas regionales, música y animación por doquier.

Es aconsejable visitar Zacatlán entre los meses de julio a octubre para gozar de su rica producción de peras y manzanas, además de participar de su famosa feria de la manzana.

Chignahuapan

Es una comunidad repleta de colorido y encanto. Parecería que todo el pueblo es un colorido lienzo: jardines, casas y templos puesto que tienen sus muros y tejados de mil colores. Chignahuapan es un Pueblo Mágico célebre en el entorno nacional por su gran producción de esferas navideñas. Por lo cual anualmente, desde el mes de octubre y hasta diciembre, se celebra allí la tradicional Feria de la Esfera.

En el marco de este evento las calles de Chignahuapan se iluminan con luces y colores además de que en el zócalo del pueblo se instala un formidable árbol de navidad, enorme y ornamentado, que resulta muy grato de admirar. Es importante saber que Chignahuapan vio nacer al popular humorista Gaspar Henaine “Capulina”.

Cuando se visite Chignahuapan recomendamos disfrutar del jardín principal con su pintoresco kiosco, así como también el templo de la Virgen de la Inmaculada Concepción, un hermoso edificio sacro.

Pahuatlán

Para arribar a Pahuatlán es preciso internarse en la Sierra Mágica, cruzando valles y barrancas hasta este maravilloso destino poblano. Lo más interesante es que los lugareños han logrado conservar sin alteraciones sus tradiciones, hábitos de vida y costumbres, en especial en lo que se refiere a las etnias otomí y náhuatl.

Pahuatlán es una comunidad poblana de rojas tejas y casas de blancos muros, los cuales contrastan con los cerros verdes. Los visitantes quedan fascinados por sus creaciones artesanales elaboradas con chaquira y bordados; los productos naturales que se comercializan en el mercado (como verduras, frutas y café); así como también por las muchas plantas medicinales que se ofrecen en el tianguis de los domingos.

Si se visita Pahuatlán durante los días de fiesta, se tendrá una grata experiencia de “origen” por las muchas tradiciones que se pueden conocer en sus danzas, música, gastronomía y los infaltables voladores. La más conocida celebración típica de Pahuatlán es la de San Pedro y San Pablo Apóstol. Se trata de una celebración que tiene más de un siglo de estarse celebrando.

Por lo demás, en comunidades aledañas como San Pablito, los visitantes pueden conocer manantiales y cuevas de gran atractivo ecoturístico. En ellas se montan ofrendas a antiguas deidades de la naturaleza. Para llevar a cabo estos interesantes ceremoniales se utiliza papel amate, elemento de gran importancia ritual y artesanal. En los bosques que rodean a Pahuatlán pueden hallarse paisajes de gran belleza, así como también en sus vastas milpas y campos donde se cultiva aguacate y café. Los turistas encuentran en este hermoso Pueblo Mágico de Puebla una asombrosa comunión entre el ser humano con su ambiente natural.

Pahuatlán limita al norte con Tlacuilotepec y el estado de Hidalgo; al sur con Naupan y el estado de Hidalgo; al oeste con Naupan y Tlacuilotepec, y en lo que se refiere al poniente con el estado de Hidalgo y Honey.

Puebla es un Estado de la República Mexicana de gran proyección turística y mucho de ello se debe a los varios Pueblos Mágicos con los que cuenta. Se trata de comunidades fascinantes por sus tradiciones, costumbres y riquezas naturales y culturales. Como ejemplos de la excelencia turística de estas poblaciones provinciales, comentaremos algunas de las principales atracciones de Tlatlauquitepec, Xicotepec y Cholula, Pueblos Mágicos del Estado de Puebla.

Tlatlauquitepec

En el centro de la comunidad se encuentra el exconvento de mayor antigüedad en su tipo en toda América Latina: Santa María de la Asunción, edificado en 1531. Es una construcción en donde se formaron numerosos religiosos y en su momento fue un gran centro cultural. El entorno de Tlatlauquitepec está definido por sus numerosos encinos, jaboncillos y oyameles; sus profundas cuevas y manantiales; así como también sus cantarinos riachuelos, que corren por las laderas y cumbres, mirando permanentemente al firmamento limpio.

Hay una Virgen de Guadalupe resguardando la cascada y los añosos muros del exconvento dan cuenta de sus siglos de historia. En la Plaza de Armas de Tlatlauquitepec se escuchan palabras en náhuatl y se percibe el aroma de los deliciosos tlayoyos de alberjón. Si hay algo que distingue a este Pueblo Mágico de Puebla es su pureza silvestre. Los visitantes pueden pasear por sinuosos senderos entre la densa vegetación y reposar en las cercanías de la Presa de la Soledad. También tienen la oportunidad de cruzar por zonas de verdes helechos hasta llegar a las cristalinas aguas de la Cascada de Puxtla. Otras opciones recreativas en Tlatlauquitepec son, por ejemplo, lanzarse en tirolesa, practicar el rappel en el Cerro Cabezón o explorar las aguas de la Cueva del Tigre.

Xicotepec

Una interesante anécdota relacionada con Xicotepec es que fue la capital de México durante tres días en el año 1920, en tanto se realizaba la autopsia del fallecido caudillo Venustiano Carranza. Pero desde aquel evento histórico la paz y el sosiego es lo que han prevalecido en esta comunidad instalada en plena Sierra de Puebla.

En el marco de un paseo por este Pueblo Mágico los visitantes pueden realizar recorridos por su vasto zócalo, en un entorno de elegantes portales y el aroma del rico café que se prepara en las numerosas cafeterías locales. Una ocasión recomendable para visitar Xicotepec y en especial su Centro Ceremonial de la Xochipila, es durante la fiesta denominada la noche más corta. Es cuando brujos y chamanes de las más importantes comunidades indígenas de la región se congregan en Xicotepec para venerar a San Juan Techachalco, es decir, la deidad Xochipilli, en un evento colorido y pintoresco, con abundante música y danzas, así como también numerosas flores de cempasúchil. Al Pueblo Mágico de Xicotepec lo protegen elevadas cumbres asomadas entre la niebla y hondas quebradas como la Garganta del Diablo.

Cholula

Muchos consideran a Puebla como una ciudad de “españoles”, si esto es así, entonces Cholula es su contraparte indígena. La verdad es que Cholula puede pensarse con dos ciudades diferentes: San Pedro y San Andrés Cholula. Fueron construidas sobre una antigua urbe precolombina y cuentan con un importante centro ceremonial con una tradición de centurias. Una anécdota interesante con respecto a Cholula es que Hernán Cortés al visitar la ciudad prehispánica observó tantos templos que afirmó que podría orar en un teocali diferente cada día del año.

Los turistas pueden conocer en Cholula sitios arqueológicos, cúpulas de estilo barroco, impresionantes conventos-fortalezas, señoriales construcciones con arcos mudéjares y valiosas muestras culinarias y artesanales particulares de la entidad. Imposible no recomendar construcciones sacras tan bellas como la Iglesia de los remedios, la Capilla de la Soledad de la Parroquia de San Andrés da fé, la magnífica ornamentación de Santa María Tonanzintla y el Templo de San Francisco Acatepec, con su formidable fachada con piezas de talavera.

En la actualidad San Andrés es una ciudad universitaria con gratas zonas de ocio y un estupendo Centro Cultural Universitario muy aconsejable de visitar. San Pedro y San Andrés Cholula se ubican a solo quince minutos de la capital del Estado y conocerlas es una inteligente manera de acercarse a los dos universos culturales que definen a Puebla como entidad.

Puebla es un Estado de la República Mexicana de gran proyección turística y mucho de ello se debe a los varios Pueblos Mágicos con los que cuenta. Se trata de comunidades fascinantes por sus tradiciones, costumbres y riquezas naturales y culturales. Como ejemplos de la excelencia turística de estas poblaciones provinciales, comentaremos algunas de las principales atracciones de Tlatlauquitepec, Xicotepec y Cholula, Pueblos Mágicos del Estado de Puebla.

Tlatlauquitepec

En el centro de la comunidad se encuentra el exconvento de mayor antigüedad en su tipo en toda América Latina: Santa María de la Asunción, edificado en 1531. Es una construcción en donde se formaron numerosos religiosos y en su momento fue un gran centro cultural. El entorno de Tlatlauquitepec está definido por sus numerosos encinos, jaboncillos y oyameles; sus profundas cuevas y manantiales; así como también sus cantarinos riachuelos, que corren por las laderas y cumbres, mirando permanentemente al firmamento limpio.

Hay una Virgen de Guadalupe resguardando la cascada y los añosos muros del exconvento dan cuenta de sus siglos de historia. En la Plaza de Armas de Tlatlauquitepec se escuchan palabras en náhuatl y se percibe el aroma de los deliciosos tlayoyos de alberjón. Si hay algo que distingue a este Pueblo Mágico de Puebla es su pureza silvestre. Los visitantes pueden pasear por sinuosos senderos entre la densa vegetación y reposar en las cercanías de la Presa de la Soledad. También tienen la oportunidad de cruzar por zonas de verdes helechos hasta llegar a las cristalinas aguas de la Cascada de Puxtla. Otras opciones recreativas en Tlatlauquitepec son, por ejemplo, lanzarse en tirolesa, practicar el rappel en el Cerro Cabezón o explorar las aguas de la Cueva del Tigre.

Xicotepec

Una interesante anécdota relacionada con Xicotepec es que fue la capital de México durante tres días en el año 1920, en tanto se realizaba la autopsia del fallecido caudillo Venustiano Carranza. Pero desde aquel evento histórico la paz y el sosiego es lo que han prevalecido en esta comunidad instalada en plena Sierra de Puebla.

En el marco de un paseo por este Pueblo Mágico los visitantes pueden realizar recorridos por su vasto zócalo, en un entorno de elegantes portales y el aroma del rico café que se prepara en las numerosas cafeterías locales. Una ocasión recomendable para visitar Xicotepec y en especial su Centro Ceremonial de la Xochipila, es durante la fiesta denominada la noche más corta. Es cuando brujos y chamanes de las más importantes comunidades indígenas de la región se congregan en Xicotepec para venerar a San Juan Techachalco, es decir, la deidad Xochipilli, en un evento colorido y pintoresco, con abundante música y danzas, así como también numerosas flores de cempasúchil. Al Pueblo Mágico de Xicotepec lo protegen elevadas cumbres asomadas entre la niebla y hondas quebradas como la Garganta del Diablo.

Cholula

Muchos consideran a Puebla como una ciudad de “españoles”, si esto es así, entonces Cholula es su contraparte indígena. La verdad es que Cholula puede pensarse con dos ciudades diferentes: San Pedro y San Andrés Cholula. Fueron construidas sobre una antigua urbe precolombina y cuentan con un importante centro ceremonial con una tradición de centurias. Una anécdota interesante con respecto a Cholula es que Hernán Cortés al visitar la ciudad prehispánica observó tantos templos que afirmó que podría orar en un teocali diferente cada día del año.

Los turistas pueden conocer en Cholula sitios arqueológicos, cúpulas de estilo barroco, impresionantes conventos-fortalezas, señoriales construcciones con arcos mudéjares y valiosas muestras culinarias y artesanales particulares de la entidad. Imposible no recomendar construcciones sacras tan bellas como la Iglesia de los remedios, la Capilla de la Soledad de la Parroquia de San Andrés da fé, la magnífica ornamentación de Santa María Tonanzintla y el Templo de San Francisco Acatepec, con su formidable fachada con piezas de talavera.

En la actualidad San Andrés es una ciudad universitaria con gratas zonas de ocio y un estupendo Centro Cultural Universitario muy aconsejable de visitar. San Pedro y San Andrés Cholula se ubican a solo quince minutos de la capital del Estado y conocerlas es una inteligente manera de acercarse a los dos universos culturales que definen a Puebla como entidad.

¡Visiten los nueve Pueblos Mágicos de Puebla!



Artículos relacionados con Pueblos Magicos de Puebla











Los mejores Pueblos Magicos de Mexico

Bernal | Tepoztlan | Cholula | Taxco | Real de Catorce | Tapalpa | Real del Monte | Cuetzalan | Tepotzotlan | Coatepec | Zacatlan | Ver mas...
 

Siguenos en

Mapa del sitio | Contáctenos | Anunciate | Aviso de Privacidad
Todos los derechos resevados © Pueblosmexico.com.mx | Powered by: Agencia W Paginas Web Aliger Software