Pueblos Mgicos de Mexico

Yuriria Pueblo Magico






Yuriria Pueblo Magico
Comentarios Playas Mexico Comentarios de viajeros en playas mexico Version imprimir pueblos mexico

Cuna de la primera gran obra hidráulica de América Latina, efectuada por un prodigioso arquitecto agustino a mediados del siglo XVI para combatir la malaria que asolaba a la región, Yuriria, en el estado de Guanajuato, es hoy por hoy un lugar encantador alrededor de una laguna llena de belleza e historias.

El nombre de este Pueblo Mágico fue originalmente San Pablo Yuririhapúndaro, que en lengua purépecha quiere decir “lugar del lago de sangre” por su cercanía con un cúmulo de pantanos, fértil tierra en la que se asentaron varios pueblos seminómadas que dejaron como evidencia de su paso breves sitios arqueológicos, habitaciones, piezas de cerámica, collares y piedras labradas que han sido desenterradas con el paso del tiempo.

Aunque en esta región ya se habían hecho los primeros intentos de evangelización con la construcción de la Capilla de Santa María, fue hasta el 12 de febrero de 1540 que comenzó a vislumbrarse la consumación de la conquista política y espiritual del territorio con la llegada del misionero agustino Fray Diego de Chávez, después del descubrimiento de la mina cercana de San Bernabé. Dicho yacimiento comenzó a ser explotado en 1548, con lo que la bella ciudad de Yuriria vio puestos sus primeros cimientos.

Los pantanos que asechaban a este poblado desde su límite norte resultaban un gran problema para sus habitantes, que se veían aquejados constantemente por los mosquitos, transmisores de la malaria. Fray Diego, quien tenía enormes conocimientos de arquitectura, decidió estudiar la topología del lugar y descubrió que podía utilizar el cauce del río Grande de Toluca, actualmente río Lerma, para construir un canal que inundara los terrenos pantanosos y terminara así con la epidemia.

De este modo nació el principal atractivo de Yuriria: su laguna artificial, que en 1550 se formó con sus islotes, llamados San Pedro, Peñón de Vargas, Mario, Tindaro, El Patol, Sacopúndaro, Puranque, Characo, Las Cabras y El Fuerte. También en 1550 fue puesta la primera piedra del ex Convento de Yuriria, durante la fiesta de Todos los Santos, y nueve años después el mismo Fray Diego de Chávez ofició la primera misa en la construcción terminada, más parecida a un castillo que a un recinto religioso.

“Las mil y una islas” de la laguna de Yiririhapúndaro, como son conocidas, son actualmente un punto de encuentro para los pobladores, quienes acuden a ellas para socializar y pasar bellas tardes. Muchas historias se han vivido en estos islotes, como en el de San Pedro, donde nació Fray Elías de Socorro Nieves, recordado por sus milagros y su santidad y orgullo de los yurirenses. Otro acontecimiento tuvo lugar en El Fuerte y Las Cabras, que forman en conjunto el archipiélago de Fuerte Liceaga, en el que el ejército insurgente le hizo frente a don Agustín de Iturbide durante 400 días de resistencia en la lucha por la independencia del país, en septiembre de 1812.

Más de un siglo después, el 30 de agosto de 1913, la ciudad sufrió uno de sus episodios más oscuros: un ataque de las fuerzas revolucionarias de la brigada Fusileros de Coahuila, que se instalaron en el techo del templo de Esquipulitas e iniciaron un ataque por la calle de Carreras (hoy calle 5 de Mayo). El pueblo no tenía guarnición; lo defendieron solamente cinco vecinos desde las bóvedas del Convento, junto con la gente que tenía armas en su poder, quienes defendieron desde sus azoteas. Contra todo pronóstico, lograron repeler el ataque, aunque les costó la vida de más de diez pobladores, entre los que se encontraba un bebé.

Qué visitar en Yuriria Pueblo Mágico

Bajo la guía de la orden agustina, Yuriria se fue convirtiendo poco a poco en un importante destino para el turismo religioso. Por ello, una visita a este lugar solo se ve completa al caminar por sus casi diez templos, parroquias y capillas. El primero es, por razones obvias, el ex Convento de Yuriria, también conocido como Antiguo Convento de San Pablo. Su estilo plateresco fue diseñado por el arquitecto español Pedro del Toro, con fuertes influencias del arte tequitqui.

Este edificio posee una imponente fachada adornada con lirios coronados con conchas, que simbolizan la virtud y la castidad de los monjes agustinos. En su parte superior se yergue una estatua de San Agustín flanqueado por dos escudos: uno con un águila sobre un nopal y otro con un águila bicéfala, símbolo de la fusión de dos culturas. Los austeros claustros están orientados hacia la laguna de Yuriria, lo que les brinda una hermosa y reflexiva vista, que junto con los frescos de sus muros y los detalles nervosos del techo lo dotan de una belleza muy singular.

El paseo continúa al conocer el Templo de la Preciosa Sangre de Cristo, un Cristo negro que es copia fiel del milagroso patrón de Villa Torrijos, España, de donde lo trajo en 1640 el presbítero Fray Alonso de la Fuente para venerarlo en un hermoso recinto neoclásico de fachada de dos cuerpos, portal flanqueado por columnas dobles, y un campanario gemelo rematado por pequeñas cúpulas, construido a mediados del siglo XIX. Esta hermosa iglesia también es el hogar de las imágenes de la Purísima Concepción, la Virgen del Carmen y la Virgen de la Soledad, así como de una pintura al óleo de San Liborio.

Otra imagen de la Purísima puede ser adorada también en su templo, ubicado en el antiguo Barrio de Tareta y construido entre 1710 y 1720 por fray Alonso de Esqueda. Algunas particularidades de este edificio son su torre, que fue colocada en el centro en vez de a la orilla, y un cuerpo cúbico que sobresale en su fachada, poco usual para el diseño arquitectónico cristiano. En su interior se pueden apreciar retablos dedicados a la Inmaculada Concepción, la Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo, San Agustín, Santa Ana y Jesús Crucificado.

Otro templo muy interesante es el de San Juan Bautista de Moroleón, mejor conocido como del Señor de las Esquipulitas, claramente gótico en su exterior pero de marcado estilo neoclásico en su interior, pues fue construido en la transición del México colonial al independiente. El santo venerado en su interior fue transportado hasta ahí por el asceta español Alonso de Velasco desde el sur de Guatemala, donde el Señor de Esquipulas es motivo de fe para cientos de personas. Se trata de un Cristo de apenas 30 centímetros de longitud, esculpido preciosamente en madera de ébano, propia de los bosques centroamericanos, que fue descubierto en una caja de cedro tras la muerte del peregrino, quien lo transportó a pie a través de Chiapas, el Soconusco y Morelia.

El templo del Señor de la Salud es uno de los más antiguos, y se ha mantenido casi sin modificaciones en su estructura original. Fue mandado a construir en 1639 por Fray Alonso de la Fuente, artífice de varios recintos religiosos de la época, para venerar al Señor de la Salud, un Cristo de madera de tamaño natural que fue donado por los indígenas del Barrio de San Juan, en Salvatierra, a los de Yuriria. Es por ello que también en este templo se venera de forma importante a San Isidro Labrador, patrono de los campesinos y de los buenos temporales.

El Templo del Hospital, también conocido como Templo Expiatorio, fue mandado a levantar por el mismo artífice del convento de San Pablo, Fray Diego de Chávez y Alvarado, en 1549. Actualmente, forma parte de las instalaciones del colegio privado “El Buen Consejo”, nombre derivado de la veneración a la Virgen del Buen Consejo y a Jesús de Eucaristía. El hecho de que se le ubique como hospital tiene que ver con su objetivo inicial, que fue atender a los pobladores enfermos de malaria, antes de la construcción de la laguna.

Dos capillas que no se pueden dejar de visitar son las del Santo Sepulcro, o San Antonio, y la de Santa María. La primera data de 1846 y fue levantada en cantera de un modo muy austero, al grado de que no cuenta con campanario, sino que sus campanas reposan sobre una espadaña, un muro aislado con dos o más huecos colocado sobre la fachada principal. Dentro de este recinto rectangular puede admirarse una bella cúpula, decorada con pinturas alusivas a San Gregorio, San Agustín, San Gerónimo y San Ambrosio.

Por su parte, la capilla de Santa María, a pocos pasos del embarcadero de la Laguna de Yuriria, es una discreta edificación donde se adora la imagen de Santa María del Socorro de los Pobres desde 1537, cuando llegaron los primeros evangelizadores al pueblo, por lo que se especula que esta fue la primera construcción religiosa del Pueblo Mágico.

Lo imperdible en Yuriria Pueblo Mágico

El punto más hermoso de este Pueblo Mágico es la Laguna de Yuriria, que además de su singular historia llama la atención por sus 80 kilómetros cuadrados de agua cristalina enmarcada por los cerros de los alrededores, cuya vegetación sirve como refugio a aves migratorias y como hogar a numerosas especies de fauna en riesgo de extinción.

El hecho de contener en su fondo suelos pantanosos ha convertido a esta laguna en uno de los humedales más importantes a nivel internacional. En sus aguas y sus inmediaciones subsisten especies como zorrillo, coyote, alicante, coralillo, lagartija, tlacuache, ardilla, conejo, palomas, zopilotes, gavilanes y peces de río.

Lo mejor para visitar en esta laguna son los islotes, sobre todo el de San Pedro, en el que se encuentra una capilla donde se venera al Padre Nieves, uno de los héroes de la Guerra Cristera que murió defendiendo a su pueblo el 10 de marzo de 1928.

Al sureste de Yuriria se ubica La Joya o Lago Cráter, que debe su nombre justamente a que se formó en el cráter de un volcán extinto, que la dota de un particular tono rojizo. Este lugar es hábitat de aves migratorias, como la cerceta alas verdes, el pato chalcuán americano, el pato cucharón y el pato golondrino. En los alrededores del lago, los visitantes pueden disfrutar cómodos espacios recreativos, como una ciclopista, un sendero perimetral, asadores y espacios para hermosos días de campo.

De las mejores cosas para hacer en Yuriria son las noches de globos aerostáticos, en noviembre, como parte del programa “Noches Mágicas” implementado en los cinco Pueblos Mágicos del estado de Guanajuato. Esta celebración incluye un Desfile de Dragones, que se acompaña con el lanzamiento de globos de cantoya desde el malecón del lago, iluminando las aguas y las calles de la hermosa ciudad. A continuación, la música de un gran concierto popular acompaña el espectáculo de globos aerostáticos, además de luces robóticas y fuegos pirotécnicos.



Artículos relacionados con Yuriria Pueblo Magico











Los mejores Pueblos Magicos de Mexico

Bernal | Tepoztlan | Cholula | Taxco | Real de Catorce | Tapalpa | Real del Monte | Cuetzalan | Tepotzotlan | Coatepec | Zacatlan | Ver mas...
 

Siguenos en

Mapa del sitio | Contáctenos | Anunciate | Aviso de Privacidad
Todos los derechos resevados © Pueblosmexico.com.mx | Powered by: Agencia W Paginas Web Aliger Software