El Programa de los 177 Pueblos Mágicos de Mexico, desarrollado por la Secretaría de Turismo en colaboración con diversas instancias gubernamentales y gobiernos estatales y municipales, contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y que representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros. Más que un rescate, es un reconocimiento a quienes habitan esos hermosos lugares de la geografía mexicana y han sabido guardar para todos, la riqueza cultural e histórica que encierran.

Ocotlán, pueblo de Tlaxcala

Nota sobre Ocotlán, pueblo de Tlaxcala

Se trata de un cautivador pueblo localizado en las cercanías de la capital de Tlaxcala.

Allí puede visitarse la célebre Basílica de Ocotlán, sede de importantes peregrinaciones que se llevan a cabo de manera anual.

El primero de enero se realiza la Fiesta de Ocotlán, en la mencionada basílica y en las inmediaciones de este noble edificio, se instala la feria.

Es una tradición que se mantiene desde hace mucho tiempo. Los habitantes de Ocotlán gustan de preparar mole en sus hogares para ofrecer este rico manjar a los invitados, quienes corresponden a tan amable atención, llevando canastillas con fruta fresca y pan recién preparado.

Por otro lado, ha llegado a ser algo típico de este rincón tlaxcalteca, que domingo a domingo, a un costado de la basílica, las familias acudan a desayunar antojitos de la región.

Pero además, allí también pueden comprarse hermosas creaciones artesanales, algunas de palma, otras de barro, así como también, dulces tradicionales del estado.

Definitivamente Ocotlán es un pueblo que nadie debe dejar de disfrutar en cada viaje que se haga al estado de Tlaxcala.

Folclor, colorido, un ambiente natural de primera, lugareños cordiales y atentos, una gastronomía variada y rica. Todo ello lo tiene Ocotlán, para el gice turístico de los visitantes.