El Programa de los 177 Pueblos Mágicos de Mexico, desarrollado por la Secretaría de Turismo en colaboración con diversas instancias gubernamentales y gobiernos estatales y municipales, contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y que representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros. Más que un rescate, es un reconocimiento a quienes habitan esos hermosos lugares de la geografía mexicana y han sabido guardar para todos, la riqueza cultural e histórica que encierran.

Pueblos de Mina y El Carmen

Nota sobre Pueblos de Mina y El Carmen

Deambulando por lo profundo del estado de Nuevo León, se llega a la población de Mina.

En el centro de esta pintoresca comunidad se levanta la sencilla pero cautivadora Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe y muchas construcciones del siglo XIX e inicios del XX. Estas últimas están muy bien conservadas y cuidadas lo cual lo vuelve un pueblo de singular atractivo.

A pocas cuadras de la iglesia mencionada, en la calle de Hidalgo número 909, se encuentra el Museo Bernabé de las Casas, el cual es uno de los museos municipales con un menor montaje y más valiosos de toda la zona noreste de México.

Se encuentra instalado en una antigua casona y exhibe piezas relacionadas con el pasado paleontológico, antropológico e histórico de la región.

Algunas de las salas exponen tesoros arqueológicos como puntas de flechas, muestras de arte sacro, y un cráneo de mamut. Otra de las salas está dedicada al Niño Fidencio, importante personaje religioso de la región.

No demasiado lejano de Mina, aparece el pueblo neoleonés de su iglesia, dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, atesora un óleo realizado por el artista novohispano José Alcibar.

Esta obra data de 1760.

A 2 kilómetros de Abasolo, se encuentra El Carmen, pueblo que fue fundado como hacienda en 1614. Vale la pena recorrerlo por sus vastas no galeras y su templo de las postrimerías de los tiempos novohispanos, dedicado a la Virgen Guadalupana.